Publicado en Nutrición Infantil

Regazo o Silla de Comer, ¿Dónde debo dar de los alimentos a mi hijo?

Es tiempo de iniciar la alimentación complementaria y compramos todo un ajuar para el bebé, pero sin dudas uno de los puntos más importantes y muchas veces descuidado es la elección de la silla de comer. Por otro lado, está el bebé que sencillamente no quiera silla, sino el regazo de sus padres. ¿Qué debemos hacer en esos casos? El lugar donde el niño será alimentado debe ser seguro y práctico, adecuado para que el niño tome sus alimentos y los disfrute. Entonces, ¿Cuál es el lugar más seguro para que el bebé coma?

Durante milenios, los niños han comido en las piernas de sus madres creciendo sanos y seguros. Incluso hoy en día, cuando el uso de la silla de comer o Trona se ha popularizado, algunos niños prefieren comer en el regazo de sus padres ya sea de forma transitoria o permanente. Aun comiendo en el regazo, las madres de todos los tiempos siempre han procurado medidas de seguridad para evitar traumatismos o atragantamiento durante la alimentación del niño. Estas medidas generales son útiles tanto si el niño come en el regazo como si lo hace en una silla de comer validada.

Medidas generales del cuidado de los niños durante la alimentación

1. El niño siempre debe comer en compañía de un adulto y con la atención del mismo, es decir, si come en el regazo de sus padres, estos no deben estar distraídos realizando actividades en simultáneo. La atención en este periodo de tiempo debe estar siempre centrada en el bebé

2. Mantener tanto la trona como la diada cuidador/bebé alejada de puertas o ventanas pues el niño podría empujar con los pies o con las manos, agarrarse y tirar.

3. No debe poder alcanzar cuerdas de persianas o cortinas.

4. No debe poder alcanzar electrodomésticos (pequeños electrodomésticos enchufados sobre la encimera de la cocina, por ejemplo).

5. La mesa donde se dispensaran los alimentos debe ser segura, lejos de fuentes de calor o alimentos calientes.

6. Debe evitarse el uso de manteles que el niño pueda tironear

7. Evitar uso de platos de vidrio u objetos cortantes

8. En el caso de la trona:

a. La bandeja debe estar bien fijada. Comprobar que no tiene los bordes afilados y que no tiene piezas pequeñas que se puedan soltar.

b. Como todos los elementos del cuidado del bebé, debe desecharse si está deteriorado: fisuras o roturas en la estructura, almohadillado roto que deja salir el relleno, etc.

c. Cuando se vaya a plegar la trona (si es plegable), hay que tener cuidado de que el niño no esté próximo.

d. En las tronas plegables, al montarlas, asegurarse de que el sistema de bloqueo esté bien fijo, para que no se pliegue durante su uso.

e. No permitir que el niño se suba solo, ni que niños más mayores trepen o se cuelguen de ella, por peligro de que se vuelque.

¿Es mejor la trona o el regazo?

Ambos son seguros y prácticos si se usan adecuadamente. Lo importante es que la atención del cuidador esté centrada en la alimentación del bebé para atender sus necesidades y favorecer un ambiente positivo. Entre las ventajas de la trona se encuentra el hecho de que te permite tener manos libres para interaccionar mejor con el bebé y dispones de un sistema de seguridad validado, siendo igualmente necesario aplicar las recomendaciones que te di anteriormente.

Cuando no elegimos adecuadamente la silla de comer o cumplimos con las medidas de seguridad pueden ocurrir traumatismos, de los cuales los más frecuentes son las caídas. Se pueden caer, si no están bien sujetos y vigilados, por ponerse de pie o por deslizarse por debajo de la bandeja. También si balancean la trona o si otro niño mayor trepa por ella.

¿Cómo es una trona segura?

• Debe de tener la etiqueta europea de homologación, como primera garantía.

• Debe tener un cinturón y una correa de sujeción entre las piernas, mejor todavía si es un cinturón de cinco puntos.

• Las correas deben ser fáciles de usar, si se tarda mucho en sujetar al niño es más probable que no se usen.

• Es recomendable elegir silla de comer pesada y de base ancha para que sea más difícil volcarla.

• Comprobar que la bandeja se fija sólidamente y que el niño no puede sacarla.

• Si es una trona plegable, el dispositivo de bloqueo ha de ser muy efectivo para que no se pliegue mientras el niño está sentado en ella.

• Es preferible que la trona no lleve ruedas.

Recomendaciones finales:

• Es recomendable que el bebé coma en su silla validada, sin embargo la opción de comer en el regazo de los padres es válida y puede ser útil y practica en muchas ocasiones como viajes o cuando el bebé sencillamente no quiere usar la silla.

• Cuando escojas la silla de comer esta debe ser segura según los estándares recomendados actualmente

• El bebé nunca debe comer solo, aunque esté bien sujeto

• Aunque el bebé coma en el regazo hay recomendaciones de seguridad básicas que deben ser cumplidas

Autor:

Dra Mayerling Zabala Pediatra Especialista en Inmunoalergología y Nutrición Pediátrica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s