Publicado en Pediatria, Salud Infantil

Respirar el humo del cigarro de los padres es casi tan peligroso como ser fumador

Los niños pequeños son los más perjudicados por el humo del tabaco, ya que no pueden evitar, de forma voluntaria, la exposición al mismo

El humo contiene más de 7000 sustancias químicas, muchas de las cuales pueden provocar cáncer o enfermedad cardíaca

Si eres un padre que fuma, seguramente no tienes intención de hacer daño a tus hijos, pero algunas prácticas erróneas pueden hacer que, sin intención, afectes la salud de tus hijos

Entre los errores más recuentes que cometen los padres fumadores, tenemos:

📌 Restarle importancia al contacto de los niños con el humo del tabaco

Pensar que “no pasa nada” por un poco de humo es el primer gran error. Debes evitar siempre y en cualquier circunstancia, que tu bebé sea expuesto al humo de tabaco en casa, en el coche, en casas de familiares y amigos y en cualquier lugar público

📌 Fumar en espacios cerrados, en presencia de sus hijos

Siempre que se pueda, escoge un ambiente libre de humo para compartir con tus hijos. Si un adulto todavía fuma, debe hacerlo siempre fuera de casa o de cualquier lugar cerrado

📌 Fumar en el balcón con las puertas de acceso a la vivienda abierta

Si se fuma en un balcón, cierra completamente la puerta de acceso a la vivienda. Esto protegerá a los demás y al propio fumador de las consecuencias del tabaquismo pasivo

📌 Permanecer con la ropa con que has fumado fuera en presencia de tu hijo

Los residuos del tabaco quedan en tu ropa y pueden afectar a tu bebé. Cuando llegues a casa, muda de ropa y date una ducha, esto evitará una exposición innecesaria a estos residuos

Por otro lado, es importante recordar que los niños que están expuestos al humo de tabaco:

1. Tienen mayor probabilidad de desarrollar bronquitis, asma, neumonía y otitis.  Los niños asmáticos tienen síntomas más graves y más frecuentes

2. Durante el embarazo, el humo de tabaco es especialmente dañino

3. El feto es el fumador involuntario más joven. Aumenta el riesgo de aborto, nacimiento prematuro o de bajo peso al nacer, lo que aumenta el riesgo de muerte al nacer

4. Tienen un riesgo mayor de padecer el síndrome de la muerte súbita del lactante

Recuerda: Solo un entorno libre del humo del tabaco al 100% puede proteger a las familias y especialmente a los niños, de los graves problemas que causa el aire contaminado por el humo de tabaco

Autor:

Dra Mayerling Zabala Pediatra Especialista en Inmunoalergología y Nutrición Pediátrica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s